Peraza Consultores Profesiones liberales San Cristobal de La Laguna Santa Cruz de Tenerife

Si mi empresa no está en Internet...¿no existe?

26/08/2016

Vivimos en la era digital, a un solo clic tenemos toda la información que queramos (y necesitemos). Internet es un gran escaparate para nuestros productos, servicios e ideas empresariales. Y una forma rápida y sencilla de dar con lo que buscamos.

Quiere decir eso que si mi empresa no está en Internet, ¿no existe? Bueno, para tus clientes fijos y habituales sí, pero para posibles clientes… lo dudo mucho.

Una buena web tiene que tener (si me lo permiten los desarrolladores web) cuatro bloques esenciales:

  • Programación
  • Diseño
  • Contenido
  • Aspectos legales


¿Has revisado últimamente tu web para ver si cumple con estos cuatro bloques?
 A lo largo de nuestra carrera profesional nos hemos topado con muchas, muchísimas webs que no cumplen estos cuatro requisitos y, siendo francos, la mayoría suspendía en aspectos legales. Y es que, desde nuestro punto de vista, es el elemento de estos cuatro más crítico (e importante), dado que si no cuentas con una web bien programada, funcional; con un buen diseño simple pero llamativo (aunque para gustos colores); o con contenido de fácil acceso y renovado cada cierto tiempo; por ello, no vas a incurrir en una sanción económica.


Pero si no se regula correctamente con un buen aviso legal, que incluya una descripción del titular de la web, condiciones de uso, registro de la empresa… o con una política de privacidad en la que se incluya el tratamiento de los datos recabados, ejercicio de derechos, confidencialidad… o una política de cookies con información en primera y segunda capa, consentimiento, descripción detallada de las cookies… o (en el caso de las webs de comercio electrónico) con unas condiciones de venta donde se especifiquen precios, plazos de entrega, devoluciones, resolución alternativa de litigios en materia de consumo… entonces, podremos incurrir en una infracción de la LOPD (Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal) y/o en la LSSICE (Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico).


Y la sanción más baja es de 900€.


“Vale, busco en Internet una web parecida a la mía, copio y pego sus políticas y ya estoy cumpliendo.”


Pues va a ser que no. Seguramente no te habrás dado cuenta de que has copiado y pegado el nombre del titular de la otra web (que lo hemos visto “cienes y cienes” de veces); o que has pegado su listado (si es que lo tiene) de cookies y que (lógicamente) no son las mismas que se instalan al visitar tu web; que su política de privacidad no es la misma que la tuya (ellos recogen currículos, tú no); o directamente, has dejado las XXXX donde tenías que poner tu razón social o CIF (true story).


No te la juegues, contacta con profesionales que te puedan ayudar a tener una buena web, dado que ésta va a ser la imagen que vean tus clientes y posibles clientes sin necesidad de desplazarse a tu oficina.


Y te recomiendo que, cuando des con tus desarrolladores web vayas a Internet, los busques, eches un vistazo a su página web y veas si cumplen los cuatro requisitos básicos de Programación-Diseño-Contenido-Aspectos legales.


Sobre todo el de aspectos legales…

 

Idaira Hernández Peraza

Directora de Consultores Peraza & Asociados, S.L.


Fuente de fotografía: Google Imágenes etiquetada para reutilización